VIVE CON PROPÓSITO: «SI QUIERES QUE FUNCIONE TEN EL PROPÓSITO CONSCIENTE DE QUE FUNCIONE»

VIVE CON PROPÓSITO: «SI QUIERES QUE FUNCIONE TEN EL PROPÓSITO CONSCIENTE DE QUE FUNCIONE»
VIVE CON PROPÓSITO

Una de las cosas con las que muchas veces me encuentro cuando me consultáis es que al no sentiros bien, vivís al azahar, vivís la vida de forma reactiva y, si quieres que algo funciones tienes que entender que sólo tú puedes cambiar las cosas, empieza a ser proactiva y a construir aquello que quieres lograr. Esta situación a veces te hace sentir no capaz y, te baja la autoestima.

Déjame decirte que eres capaz de lograr todo lo que te propongas: SOLO NECESITAS SENTIRTE CAPAZ.

Empieza a dar pequeños pasos, da igual que lo logres a la primera que a la quinta, pero nunca dejes de intentarlo, es lo que te llevará al éxito. Verás esa sensación de satisfacción cuando vayas logrando esos pequeños objetivos que te habías propuesto.

Comprométete solo con aquello que vayas a hacer, sin excusas y, sin procrastinar.

¿Quieres vivir con propósito?

Empieza a:

  • Ponerte objetivos específicos: Si quieres comer mejor no vale solo decir «haré lo que pueda». Tienes que decir algo concreto como «voy a hacerme cada mañana un desayuno saludable». Pequeños cambios marcan una gran diferencia. Hazte preguntas tipo ¿ qué cambios quiero en mi vida? ¿ qué quiero lograr?
  • Proponte un plan de acción: Sin un plan de acción concreto tu objetivo puede quedarse en un eterno «ya lo haré». Toca preguntarte si realmente tienes el propósito consciente de hacer que mi desayuno sea más saludable ¿por dónde empiezo?
  • Autodisciplina: Ten la capacidad de organizarte al servicio de aquello que quieres conseguir. No existe falta de tiempo, existe falta de interés. Siempre va a haber imprevistos, siempre va a haber problemas y distracciones con las que no contabas, «como hoy me han invitado a desayunar…» «hoy me levanté tarde y no me da tiempo…». Tienes que tener en cuenta que tienes que ser capaz de posponer lo que te apetece en ese momento, es decir, sacrificar el placer inmediato en beneficio de un placer a largo plazo. Y por supuesto puedes darte permiso para hacer lo que te gusta y te apetece, siempre lo defiendo. La diferencia es que lo elijas conscientemente y, no en piloto automático, fruto de un impulso.
  • Observa los resultados de tus actos: Y siente si te acerca a los resultados que quieres obtener. De esta forma podrás reformular tus acciones para acercarte a tus objetivos. Puede ocurrirte algo que no habías previsto y, te esté alejando de tus objetivos.

Vivir con propósito es ser capaz de vivir en el presente construyendo tu futuro y no dejarlo en manos del azahar. Disfruta del camino más que de la meta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*