El azúcar nos da placer, pero NO nos cuida

El azúcar nos da placer, pero NO nos cuida
El azúcar no nos cuida, el azúcar nos mata en vida

Nuestro cuerpo necesita azúcar para funcionar, especialmente nuestro cerebro. Este azúcar ya está naturalmente presente en los alimentos como las frutas, algunas verduras, cereales, etc.

En los productos ultra procesados el azúcar se convierte en un factor de riesgo.

El azúcar hoy en día es determinante en tu esperanza y calidad de vida.

Sobrepeso y obesidad, caries, diabetes, estrés y ansiedad, falta de concentración, hipertensión y colesterol son algunas de las enfermedades directamente relacionadas con el consumo de esta sustancia.

En el año 2016 una investigación reveló que la industria azucarera había sobornado a varios investigadores a lo largo de la historia. ¿Su objetivo? Ocultar todos los efectos perjudiciales de esta sustancia que hoy en día sabemos que está relacionada con prácticamente todas las enfermedades que conocemos hoy en día.

Muy preocupante son los efectos del azúcar en nuestro cerebro:

  • Produce adicción: A pesar de sonar raro, la adicción al azúcar es un problema real. Este trastorno afecta cada vez a más personas que sienten que tienen que consumir más cantidad de esta sustancia para sentirse bien. ¿Cómo funciona esta adicción? Al ser absorbido por el organismo, el azúcar libera una gran cantidad de endorfinas en nuestro cerebro. ¿Qué es lo qué pasa? Que cada vez sentimos más placer en el consumo de esta sustancia y CADA VEZ SENTIMOS MENOS PLACER CON EL RESTO DE ASPECTOS DE NUESTRA VIDA, necesitando ingerir esta sustancia para sentirnos bien.
  • Causa problemas de memoria y aprendizaje: Investigaciones han demostrado que las personas que consumen azúcar a diario presentan menores niveles de FNDC (FACTOR NEUROTRÓFICO DERIVADO DEL CEREBRO). El FNDC tiene un efecto directo sobre nuestra capacidad de generar nuevos recuerdos y aprender nueva información. Incluso algunos estudios sugieren que un consumo de azúcar podría tener una relación directa con el Alzheimer.
  • Afecta nuestro estado de ánimo: No solo la memoria y el aprendizaje están en peligro. Nuestro estado de ánimo varía de forma muy repentina, de repente estamos tristes como estamos eufóricos, sin causa que lo produzca. Debido a los efectos sobre la insulina en nuestro cuerpo, estos picos de azúcar son responsables de cuadros de depresión, ansiedad y cambios de humor repentinos. A largo plazo estos efectos pueden volverse aún peores. Cuando consumimos azúcar nuestro cerebro libera serotonina, uno de los transmisores implicados en el placer. ¡Ojo al dato! Las reservas de serotonina no son infinitas. Al emitirse de manera continua, cada vez quedará menos disponible. ¿Y que significa esto? Que si llevas mucho tiempo consumiendo azúcar en exceso lo tendrás muy difícil para sentir emociones positivas.
  • Impide que nos sintamos saciad@s: Por último, recientes investigaciones han demostrado que el azúcar secuestra nuestro mecanismo de saciedad. Debido a ello tomar azúcar hará que nos sintamos siempre hambrientos. El problema está causado por el efecto del azúcar sobre la oxitocina y sus funciones en el cerebro. Uno de los papeles de este neurotransmisor es avisar a nuestro cuerpo de que estamos llenos. Sin embargo, el azúcar impide realizar esta función.

Mi recomendación prueba a reducir al máximo el consumo de esta sustancia, sus efectos son devastadores.

¿Todavía te lo estás pensando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*